Nuestra experiencia en el IES Fray Luis de Granada

11-enero-2018


Reflexionamos sobre los celos, el control, de cómo prevenir relaciones de violencia de género…Y sobre cómo se puede tener relaciones (de amigos/as, de pareja…) sanas y placenteras.



En diciembre de 2017 estuvimos trabajando con los grupos de 3º de la E.S.O. del IES Fray Luis, grupos con un ratio de 30 participantes por grupo.

La distribución de los tiempos fueron un poco cambiantes según la disponibilidad del centro, de forma que había grupos con los que trabajábamos dos horas seguidas y otros cuatro horas seguidas. Y esto podía variar de una semana a otra.

Nos llamó mucho la atención positivamente las ganísimas que tenían de que les hablaran de estas temáticas de una forma “diferente” a lo que habían recibido hasta ahora. Así que una gran parte de las horas de intervención directa fue sobre educación sexual con perspectiva feminista. Como la(s) sexualidad(es) implican tantos aspectos del ser humano, estuvimos varias sesiones reflexionando sobre ello y contestando a sus preguntas, todo ello desde una mirada interseccional y teniendo en cuenta el contexto global y los derechos humanos.

Otro de los temas que trabajamos fue el tema del amor. Reflexionamos sobre los celos, el control, de cómo prevenir relaciones de violencia de género…Y sobre cómo se puede tener relaciones (de amigos/as, de pareja…) sanas y placenteras.

Debido a las circunstancias personales que atravesaban los/as componentes de los grupos también estuvimos acompañando otros temas como la relación con las familias, dónde y cómo pedir ayuda cuando no se puede más, el consumo, el cutting o cortes superficiales y los pasos para salir de una relación de maltrato psicológico.

Al ser grupos numerosos y un horario tan variable nos hemos quedado con ganas de seguir trabajando más. De poder seguir abracando esos temas que más les interesaban y seguir trabajando la dinámica intragrupal que poco a poco veíamos como mejoraba en los grupos.

Gracias al apoyo e interés de Vanesa la orientadora y a la utilización del Instagram @adolescenciasycuerpos para poder seguir en contacto con ellos/as fuera de la clase, se ha podido detectar y derivar varios casos que requerían de una acompañamiento más individualizado.

Tenemos la sensación de que nuestro paso por el centro ha sido demasiado fugaz, así que esperamos que en el encuentro con alumnado y profesorado se pueda, por un lado devolver a la comunidad educativa todo lo observado y las demandas de los grupos, y por otro lado, seguir creando lazos entre alumnos/as con interés en seguir trabajando por una sociedad más justa.